Continuando con el tema de efectos en las fotografías, esta vez le le daremos un efecto de dibujo a lápiz a una fotografía, todo con GIMP.

1. Busca una fotografía que quieras editar y ábrela en un documento nuevo de GIMP.

2. En la barra de herramientas de la parte superior de la pantalla selecciona Colores - Desaturar, en el menú emergente elige la opción luminosidad, ya que es la opción que te brinda más contraste.

 

3. Volvemos a la barra de herramientas superior, seleccionamos Filtro - Artísticos - Fotocopia, jugamos con los valores hasta que obtengamos un efecto un tanto áspero pero definido.

4. Añadimos una nueva capa, la opción para hacerlo se encuentra en el menú de capa, selecciona la opción de transparencia en el recuadro que aparecerá. Ahora rellenaremos la capa con un patrón; para muchos, las diferentes opciones de patrones se encuentran debajo del menú de capa, de no ser así, en la barra de herramientas selecciona Ventanas - Diálogos empotrables - Patrones. Elegiremos el patrón Paper (100x100) y lo arrastramos hacia la imagen.

5. En el menú de capa, cambiamos el modo de capa a Solapar, luego vamos a Colores - Curvas, las modificamos para resaltar un poco el patrón y al mismo tiempo integrar todos los elementos.

6. Si lo deseas puedes agregar un filtro para dar una sensación más artística, la opción que a mi más me agrada es Filtros - Artísticos - Aplicar lienzo. Si has leído los tutoriales anteriores seguramente lo notarás.

Y al final obtendrás algo como esto:

Share This