Regresamos con otro efecto simple, muy utilizado y que es bastante agradable, nos referimos a las imágenes rellenas de texto. Utilizaremos el editor GIMP, que es un programa libre pero puedes instalar también en sistemas operativos privativos como Windows.

1. Abre un documento vacío de GIMP, con fondo blanco. Introduce el texto que deseas aparezca como fondo, para ello utilizamos la herramienta de Texto (se encuentra en la caja de herramientas al lado izquierdo de la pantalla) arrastra el cursor para formar un cuadro de texto que abarque por completo tu documento, a continuación escribe. El texto tiene que ser grande y cubrir por completo el cuadro. Elimina la capa de fondo.

 

2. Da clik derecho sobre la capa de texto y elije la opción Descartar información de texto y elimina la capa de fondo.. Una vez hecho esto, ve a Archivo - Exportar como, exporta la imagen a Home/Gimp/Brushes, nombra tu documento y guárdalo con el formato .gbr dale aceptar y a continuación establece un valor de 50 en el espaciado. Cierra GIMP.

3. Busca una imagen en la red, te recomiendo que comiences con algo sencillo, un rostro es lo ideal, cuida que tenga una resolución aceptable para trabajar. Ábrela en un nuevo documento de GIMP. Crea dos capas nuevas en el menú de capa, la primera de ellas con relleno blanco y la segunda, con relleno transparente.

4. Quita la visibilidad de las capas 1 y 2, esto puedes hacerlo dando clik sobre el icono de ojo que se encuentra al lado derecho de las miniaturas de capa en el menú. Vamos a la barra de herramientas de la parte superior de la pantalla: Colores - Desaturar, a continuación elegimos la opción de Luminosidad y damos Aceptar.

5. De nuevo vamos a Colores y escogemos la opción de Curvas, ajusta la imagen modificando al curva de color para lograr una mayor contraste. Luego vuelve a Colores - Invertir.

6. Es hora de volver a las otras capas, vuelve a hacerlas visibles dando clik sobre el icono del ojo. Selecciona la Capa 1, luego ve por el pincel de la Caja de herramientas; al lado izquierdo de la caja se encuentran las opciones de herramientas. Modifica el punto del pincel, ¡Oh sorpresa! tu texto es un punto del pincel, selecciónalo, modifica el tamaño y da cliks con el por el documento; modifica el tamaño del punto varias veces. Repite el procedimiento hasta que todo el documento quede cubierto.

7. Ahora damos clik derecho sobre la Capa 1, elegimos la opción Añadir máscara de capa - Blanco (opacidad total). Luego seleccionamos la Capa 3 y la copiamos (Ctrl+C), seleccionamos la máscara de capa que acabamos de crear y pegamos (Ctrl+V), la copia de la Capa 3 aparecerá hasta arriba como flotando, oprimimos Ctrl+H para anclarla a la máscara.

8. Puede que algunas áreas no queden completamente claras, puedes seleccionar nuevamente la Capa 1 (No la máscara) y el pincel con el punto del texto que creaste, da algunos toques sobre las zonas que desees contrastar más. Luego damos clik derecho sobre la Capa 1 y escogemos Alfa Selección, ve a la caja de herramientas y utiliza la de mezcla, puedes elegir el efecto de degradado que mas te guste  en la parte inferior derecha de la pantalla, justo debajo del menú de capa. Arrastra el mouse desde una esquina hasta la esquina contraria, luego ve a Seleccionar - Ninguno.