Inkscape nos funciona para hacer infinidad de trazos vectoriales. En esta ocasión veremos algunas funciones de Inkscape al trazar tres diferentes figuras de árboles.

Árbol 1

1. Comenzaremos con el más fácil de todos. Abrimos un documento nuevo en Inkscape, y seleccionamos la herramienta de Bézier que se encuentra en la barra de herramientas del lado izquierdo de nuestra pantalla. Marcamos diferentes nodos unidos por rectas que al final forman la base de lo que será el tronco y ramas de nuestro árbol.

2. Cundo terminamos la figura, utilizamos la herramienta de Editar nodos de trayecto, con ella modificamos el trayecto de nuestras rectas y podemos convertirlas en curvas, así vamos dándole forma a nuestra figura.

3. Ahora utilizamos la herramienta de crear círculos y hacemos uno no muy grande, color verde y sin contorno, lo duplicamos varias veces y los acomodamos arriba del tronco juntos para dar forma al follaje.

Para definir bordes y relleno de las figuras vamos al lado derecho de nuestra pantalla, a la opción de Editar las preferencias de color, degradado... y aparecerá un menú de opciones de relleno y de trazo.

4. Al final agrupamos todo con la opción de agrupar que se encuentra en la parte derecha de nuestra pantalla, y nos quedará algo así.